Capilla doble, vista desde la entrada